La firma da un paso adelante para continuar a la vanguardia de su sector, dispensando un trato cercano y una óptima atención al cliente.

72horas, la firma más veterana de la compañía Nayar Systems, continúa con el objetivo de brindar las máximas facilidades a sus clientes. Recientemente, se han producido cambios en su departamento de Programación y Postventa, para lograr que el servicio de atención al cliente sea todavía más eficiente y refuerce el valor añadido de sus servicios; manteniendo su hegemonía en el sector de la elevación. 

La empresa ha experimentado un veloz crecimiento a lo largo de su trayectoria profesional, pues en su continua búsqueda y apuesta por el talento, 72horas –siguiendo la filosofía de su marca matriz Nayar Systems– ha experimentado un desarrollo notable, incrementando anualmente su plantilla de empleados. Precisamente, conocedores de que contar con un óptimo departamento de Postventa no es una opción sino una obligación por parte de la empresa, 72horas ha decidido realizar una nueva inversión que repercute directamente en la formación, calidad y atención recibida en este departamento. 

Tras un cambio en la dirección del departamento de Programación y Postventa de la firma, y la incorporación de dos nuevas compañeras en el departamento en lo que va de año, 72horas aboga por la satisfacción y el fomento de su relación con los clientes, por el contacto diario y cercano, por la retroalimentación constante, por la escucha efectiva y la propuesta rápida de soluciones, por la comunicación positiva, por la superación de las expectativas, por el trabajo en equipo y por brindar la máxima calidad a su receptor. Esta es una de las formas mediante las cuales, la firma 72horas –al igual que Nayar Systems al completo– agradece la fidelidad de los clientes que llevan años confiando en el buen hacer de la firma. Finalmente, solo queda asegurar que 72horas va a continuar velando por los intereses de las empresas que durante estos nueve años de trayectoria profesional, están acompañándonos en el camino.