72horas, marca líder integrada dentro de la empresa española Nayar Systems, continúa su firme expansión en el mercado luso. La compañía ha cosechado numerosos reconocimientos a lo largo de 2015, premiando la trayectoria empresarial innovadora de estos ocho años de intenso trabajo. Ello le ha valido contar con más de 500 clientes en toda Europa y ahora se centra en seguir ofreciendo el mejor servicio en Portugal.

Precisamente, la compañía cuenta con una fuerza comercial portuguesa implantada en Oporto, que permite a Nayar Systems atender con cercanía, rapidez y comodidad para el cliente cualquier necesidad o demanda surgida; haciéndoles partícipes de todas las novedades de la firma.

Actualmente, 72horas brinda a sus clientes el sistema [SOS]Com, el cual permite establecer automáticamente –simplemente pulsando el botón de alarma– una comunicación bidireccional de voz a través de un módulo GPRSentre la persona atrapada en el interior de la cabina del ascensor y el centro de averías del equipo de mantenimiento.

72horas, a través de su plataforma universal, sirve de base de datos y registro de todas las llamadas de emergencia realizadas desde la cabina del ascensor. De este modo, el técnico ascensorista dispone de una herramienta de trabajo rápida y muy útil, dándole la oportunidad de acceder a dichas bases de datos para conocer qué ha ocurrido y para disponer de un informe más detallado de la situación.

Desde el momento en el cual el responsable de ventas de 72horas en Portugal ha presentado el sistema [SOS]Com a sus clientes, este se ha convertido en una herramienta muy solicitada, puesto que además de establecer llamadas de voz con la central de atención de averías, permite recibir llamadas de voz de la propia central de averías, establecer una conversación en modo manos libres, así como lograr un completo reconocimiento del estado de línea. Por ello, los ascensoristas portugueses se encuentran cada día más interesados en el modelo [SOS]Com de 72horas.

Dado que Nayar Systems y en concreto, su firma 72horas siempre oferta sus servicios bajo la legalidad y la seguridad que la ley obliga, cumpliendo escrupulosamente con la normativa europea EN 81.28.; y siendo un ejemplo a seguir por todos sus homólogos europeos, el modelo [SOS]Com se erige también como estandarte de seguridad. Porque el objetivo prioritario de 72horas es facilitarle siempre la vida a cada uno de sus clientes, preocupándose por ellos y velando en todo momento por su seguridad y por la de sus pasajeros.

Gracias al sistema [SOS]Com, el técnico ascensorista cuenta con los siguientes beneficios:

  • La información detallada del estado de línea brinda una seguridad que las personas tienen actualmente muy en cuenta.
  • El nivel de cobertura y de batería es óptimo.
  • Se ofrecen todas las informaciones relevantes al mantenedor sobre el estado de línea.
  • Se utiliza la telemetría para controlar remotamente la telealarma.
  • Se configura en un período de tiempo de treinta segundos.
  • Incorpora un modelo único (GSM + Teléfono).
  • El equipo se instala de un modo muy ágil.
  • El sistema lleva a cabo una llamada cíclica de comprobación.
  • La plataforma es utilizada como base de datos y de registro.
  • Supone una regularización del parque de ascensores.
  • Se trata de una continua búsqueda por la mejora de respuesta por parte del mantenedor a los requisitos de la comunidad.
  • Permite conocer en tiempo real el estado de línea y sincronización con la plataforma.
  • Supone una mejora en el control de la hiperactividad.

72horas trabaja siempre con los mejores fabricantes de equipos GSM de Europa, hecho que permite a la empresa liderar el sector de las telecomunicaciones en el mundo del ascensor, tanto a nivel nacional, como en los países en los que se está implantando, entre los que se encuentra Portugal. Su inscripción en la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, su afianzamiento en el mercado frente a otras plataformas más económicas que no cumplen con ningún estándar de seguridad y de legalidad, así como los numerosos acuerdos que logra con los principales fabricantes europeos; permiten que 72horas se erija como la opción escogida por los ascensoristas españoles y portugueses.